Con la revolución de los drones, la agricultura no podía quedarse atrás, ofreciendo una tecnología capaz de mejorar procesos y productividad abaratando costes.

Es así como las soluciones tecnológicas que está ofreciendo el uso de drones en la agricultura se están convirtiendo en un importante referente del sector creando gran interés en su desarrollo.

La precisión en las tareas de pulverización y fertilización del cultivo es importante, ya que en muchas ocasiones existen dificultades para acceder a algunas zonas, como son las zonas altas de los árboles y de algunos cultivos.

Este trabajo es mucho más preciso que si se realiza con otros procedimientos como avionetas, ya que no se desperdician líquidos de manera excesiva y solo se tratan las zonas que lo requieren,  aumentando la calidad del medio ambiente, consiguiendo un menor impacto ecológico, tomando como ejemplo la afectación anual que sufren especias como las abejas.

Disponemos de drones creados especialmente para la gestión de cultivos. Incorporando un sistema de pulverización, con capacidad de hasta 10 litros de líquido, que puede cubrir en una hora hasta 4 hectáreas de manera autómata. Esto lo convierte en un aparato 40 veces más eficaz que la fumigación manual. Y con el valor añadido de no tener que pisar el terreno, ni a pié ni con cualquier otro tipo de maquinaria, respetando al máximo el cuidado del cultivo a tratar.

Además, incorpora un sistema de control y posicionamiento por medio de un radar de microondas que durante el vuelo escanea el terreno manteniendo la altura deseada y la distancia entre las plantas de forma automática, consiguiendo entregar la cantidad óptima de líquido al cultivo y asegurar así la uniformidad de los tratamientos.